Prueba de productos

Prueba de productos

Antes de que un equipo salga de nuestras instalaciones, se ha visto sometido a múltiples pruebas: en primer lugar se realiza una calibración antes de comprobar el resto de funciones. Se incluyen, por ejemplo, la ondulación de salida, la estabilidad y precisión de corriente y tensión y el ajuste de control de tiempo. Para una comprobación de las funciones de seguridad se realiza una comprobación de seguridad en cada equipo. En una prueba de estrés, el equipo debe demostrar que puede mantener sus parámetros en los límites de carga. Si el cliente lo requiere se realiza una calibración grabada necesaria para la aplicación. Antes del envío, una prueba final garantiza que los valores no se han modificado desde la prueba de estrés y que todos los parámetros siguen dentro de las especificaciones.